• Iván Márquez

Cuando hablar por hablar mata.


Bien dicen que una de las maldiciones que debe llevar un político o un periodista encima es la de tener que hablar en el momento de temas que únicamente serán capaces de comprender hasta después; una vez tras otra a lo largo de nuestra vida estaremos leyendo en los diarios, escuchando en la radio, viendo en la televisión, noticias que para llegar a nosotros ya pasaron por varias manos, no me mal entiendan, admiro mucho el trabajo de muchas personas las cuales tengo el verdadero placer de conocer personalmente, les sigo con ferviente reconocimiento y hasta podría decirse que con muchos de ellos hasta he desarrollado una buena amistad.

De los que frecuento puedo decir que halago realmente su profesionalismo por que vaya que en el medio es sumamente difícil mantenerse objetivo, humilde y con los pies en la tierra; pero por otro lado tengo que reconocer también que no todos son fueron cortados con la misma tijera, los hay quienes no comprenden la sutil diferencia entre dar una noticia y aferrarse a ser parte de ella emitiendo juicios y opiniones a diestra y siniestra cuando sencillamente no solo no se les fue requerida, sino que además desconocen por completo el tema, explotan el amarillismo y fomentan el morbo.

Soberbias de este tipo suelen generalmente ser inofensivas cuando hablamos de economía, deportes, política etc. Después de todo….a la gran mayoría importa un bledo si se comete un error en la redacción, en la opinión o si son anacrónicos los comentarios, no hay vidas que dependan de ellos. Ah pero otro gallo canta cuando la desinformación si afecta directamente la vida de alguien y sobre todo cuando ese pequeño comentario u observación caldea los ánimos de los receptores de la noticia y después comienzan a exigir a las autoridades que se lleven a cabo tales o cuales acciones solo porque escucharon a alguien decir en la radio que era lo correcto lo justo y lo necesario.

No hay cosa más sana en la vida que saber quedarse callado cuando se debe y no dar su opinión a menos que sea requerida y siempre y cuando verdaderamente se tenga conocimiento del tema en cuestión, así como decía mi abuela, se viven muchos años.

"El problema no es el perro es el humano"

En materia de legislación de protección animal y control de sobrepoblación de la fauna urbana es así de sencillo….la existente es ineficaz dada las ridículas multas que se imponen para empezar, en todos los casos el castigo severo es para el animal de compañía y se protege al dueño irresponsable y los métodos de control de sobrepoblación están basados en el sacrificio y no en la educación; no hay más!

En el video presentado a continuación explicare de manera sencilla por qué los métodos de control de sobrepoblación llevados a cabo desde el ámbito del exterminio no son efectivos ni lo serán, países como Holanda, Hungría, ciudades como California, Miami y muchas más son el reflejo del éxito cuando se trabajó de la manera apropiada atacando la enfermedad y no el remedio.

Más adelante en otro artículo detallare las fallas de la legislatura existente para el estado de Baja California porque sería alargarnos más y sobresaturar de información.

"Solo dejando de ver a los animales como cosas es como habremos iniciado el verdadero camino hacia la evolución"

#crueldadanimal #Exterminio #Controldefaunaurbana

5 vistas0 comentarios