• Iván Márquez

-"Si los mataderos tuvieran paredes de cristal..."


-“Si los mataderos tuvieran paredes de cristal, todo mundo sería vegetariano”- Sir Paul McCartney una vez lo dijo y con ello, le abrió el panorama a una visión que hasta entonces se mantenía limitada a creer las mentiras que se decían acerca del trato digno a los animales en las granjas industriales y rastros.

Una y otra vez, han salido a descubierto investigaciones llevadas a cabo por activistas exponiendo escenas que literalmente rayan en lo Dantesco y que bajo ningún motivo son justificadas, no contentos con asesinar a un ser vivo, antes se le humilla y se le tortura para terminar su calvario con una prolongada agonía antes de que su vida se extinga para beneplácito costumbrista del ser humano.

La diferencia entre un país avanzado y un país retrograda, es el resurgimiento después de una crisis de conciencia, la respuesta por parte no solo de la sociedad sino del estado ante situaciones vergonzosas; en México por ejemplo, después de haber expuesto las cruentas prácticas en diversos mataderos del país las autoridades callaron, no hubo sanciones, vulgarmente como se dice hicieron de la vista gorda y en algunos casos la omisión bajo el cliché de “son solo animales” corono el arduo trabajo de los activistas.

Rastros, antesala del infierno

En Francia por lo contrario, inmediatamente se aprobó una iniciativa que obligaba a los mataderos a instalar cámaras de monitoreo para que las autoridades del sector de salud pudieran constatar que los métodos de sacrificio fueran totalmente humanitarios tal cual lo disponen en sus normatividades, concuerdo que es un avance, pero es aquí donde extiendo una cordial invitación a sacudir un poco la conciencia y entender que no existe en realidad tal cosa como una “muerte humanitaria” partiendo de la primicia que se está asesinando a un ser que a toda costa desea vivir, no existe una muerte indolora a menos que sea bajo el suministro de barbitúricos y esto está prohibido en carne de animales destinada al consumo humano. Por más eufemístico que suene el termino la acción es la misma, una muerte por desangramiento duele y provoca sufrimiento sea cual sea el tiempo que dure. Se dice que previo al degüelle los animales deben ser sometidos a métodos de insensibilización que varían según la especie a fin de causar el menor dolor posible, pero es aquí donde la teoría vomita la práctica, razones básicamente son dos, la primera es el tiempo adicional que retrasa el sacrificio al aplicar ambos métodos y la segunda el costo adicional que esto implica y una demora en la satisfacción de la demanda de una sociedad costumbrista hambrienta de especies genéticamente alteradas para su consumo es impensable.

Soy un fiel creyente de la transformación de la materia y la energía y su flujo a través de dimensiones paralelas, eso que algunos llaman reencarnación vaya y confieso que volver como animal no humano en un mundo plagado de indiferencia es el miedo que me mantiene firme en los andares del activismo, le apuesto a la evolución pero no me engaño, la ambición, la costumbre, el ego y la avaricia son más fuertes que la compasión, nuestra fe en la transformación ética de las entidades gubernamentales que regulan la antesala del infierno o rastros como les llaman y la correcta aplicación de las normas oficiales es nula, pero las constantes muestras de avance evolutivo que han mostrado algunos sectores de la población del cual destaco a la juventud nos siguen brindando la esperanza, queda claro que para evitar verdadera y efectivamente el sufrimiento a un animal hay que dejar de consumirlo porque las paredes de un rastro jamás serán de cristal, podremos matarlos bonito, podremos colocar cámaras que sobornan a la conciencia pero sea como sea una vida que tenía un derecho a existir se extinguirá…… ¿De verdad creen que esto sea un avance?

#Explotacionanimal #Rastros #crueldad #veganismo #vegetarianismo

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Una historia que vale la pena (conclusión)

Hace algunas semanas publique por este medio una historia que removió las fibras más entumecidas e insensibles que cualquiera de nosotros hubiera podido tener, la historia de “Gorda” una perrita calle

Garrapata y Rickettsia…. ¿Qué tanta mentira te han dicho?

Resulta paradójico como a pesar de haber cobrado la vida de varias personas, la Rickettsiosis siga sin ser tema de investigación a fondo para nuestras autoridades y todas aquellas instancias que tiene

De las patas de cocodrilo a los huevos del toro.

A veces y enfatizo el “a veces”… es inevitable no voltear al cielo e implorar por un diluvio cuando terminas de leer los 254 comentarios que suceden a un comunicado pretenso a despertar el morbo fingi