• Iván Márquez

II Congreso internacional de los derechos de los animales (Introducción).


Parte de la magia del crecimiento, es la adquisición de la madurez suficiente como para poder entender un solo hecho inescrutable y con eso entenderlo todo….siempre habrá alguien que sepa y haga las cosas mejor que tú. De esas personas es de las que debes rodearte, porque son quienes te harán evolucionar y ser mejor.

El pasado mes de agosto atendí como parte de la delegación de Baja California al II Congreso Internacional de los Derechos de los Animales en Xalapa Ver. Con muchas expectativas, emocionado de poder escuchar grandes ponencias que pudiera traer de regreso y compartirlas con ustedes, tenía también cierta incertidumbre acerca de la personalidad de algunos de los ponentes, a quienes me emocionaba conocer en persona y cuyo trabajo había servido como motivación personal durante algunos años. La razón de tal incertidumbre era sencilla, últimamente y como cáncer nacional, la causa animalista ha sido víctima del desprestigio por parte de aquellos quienes si bien han logrado eliminar el consumo de animales en su alimentación (y aclaro que no todos) aún siguen siendo utilizados como alimento del ego, manchando la nobleza de una causa y contrastando con la pureza de alma de quienes defienden.

Por si las dudas yo iba preparado para un delicioso festín de embutido de ego-narcisistas marca premier y bueno, con justa razón, los logros que cada uno de ellos han tenido son sin lugar a duda circunstanciales en el avance global del movimiento, pero aun así era inevitable seguir sintiendo el hastío hacia el jedor que despide la carne de ego sin empaquetar que se impregna en todo…espíritu, voluntad, organizaciones, activistas, funcionarios públicos, auto proclamados líderes de opinión bueno en - ¡Absolutamente todo!

Siempre he pensado que jamás deberíamos de conocer a nuestros ídolos, que mientras mantengamos la distancia como coraza de la ilusión, permaneceremos inocentes, con ese niño interior que sueña y admira intacto, siempre seguro.

¿O bien por qué no? Si una de las etapas naturales de la relación maestro-aprendiz es la de la decepción o el rompimiento, pues dejemos seguir el curso inevitable donde nos desprendemos para poder iniciar el propio camino tras haber identificado las carencias y fallas de nuestros maestros llámale madre, padre, gurú o como se te pegue la gana y sigamos creciendo pero bien, el punto es ese y espero que haya quedado claro.

Bueno, como iba diciendo y sin redundar tanto iba mentalmente preparado para todo, bueno casi todo porque para mi sorpresa no solo conocí grandes personajes con los pies en la tierra, sino que además me percate que solo conocía la mitad de su trabajo, que no todo lo que han logrado se les reconoce y se pregona poco de lo que en realidad debe atribuírseles.

Los momentos posteriores a las conferencias, coronados por verdaderos banquetes veganos elaborados por Sinhue, quien por fin y solo hasta la última cheve de la última noche de estancia en Xalapa me descongestiono el pecho carcomido por la duda de cómo carajos había hecho para tener esa preciada colección de cicatrices en la frente antes exclusiva del difunto perro Aguayo. -¿Sera luchador?- Me pregunte por cuatro días en silencio, pero.. -¡nah!- Resulto no serlo, aunque eso sí, le convendría elaborar toda una mejor historia en torno a ellas como lo hizo el colega Gustavo.

Bueno, pues Sinhue como decía, fue orquestador de variados festines para esparcimiento y convivencia, momentos donde podría decir que incluso aprendí más que en las mismas conferencias, pues no solo conocí en esencia a personas a quienes se acercaban de vez en cuando adolescentes con las mejillas sonrojadas de la emoción a pedir una foto e intercambiar unas palabras, entre ellos ese grandísimo…..señor, que me trajo en jaque toda una tarde por que se me ocurrió pedir una cerveza con clamato y con quien tengo la deuda de honor de enviarle la etiqueta de mis bebidas para comprobarle que no contienen almeja, no mencionare su nombre porque esta tan harto del reconocimiento y del protagonismo que ha decidido autoexiliarse en la selva con sus animales, así que en solidaridad protegeremos su identidad, bueno cuando menos hasta que solito vuelva a meterse en la siguiente bronca y salte de nuevo a la luz, ahí sí ni cómo ayudarle.

Conocí personas como Lourdes Jiménez o Susana Cruz, idealistas de corazón, tan versátiles como sencillas, que aun bajan la mirada ante el reconocimiento en señal de humildad. La pareja de oro…los viejitos incansables de los Mandujor, activistas Chiapanecos a quienes más de uno envidiaría la energía con la que afrentan la dura batalla por la defensa de los animales y que si bien a veces daba miedo verlos levantar la mano en las prolongadas sesiones de preguntas y respuestas, siempre aportaban con verdadero conocimiento de causa.....¡Admirables!

Alejandra García, para cuyas enseñanzas y anécdotas siempre nos hicieron falta tiempo, cerveza y botana. El gran Gustavo, inmerso siempre en su mundo de trabajo del que solo salía para contarnos en media hora anécdotas que bien podrían contarse en cinco minutos….. y que decir del gran Ascione quien como ponente magistral tuvo su momento clave al extender su humilde disculpa por las tarugadas de su compatriota Donald Trump, que ni falta hacia a juicio personal, ya que eso nos obligaba a hacer lo mismo por cada una de las idioteces de Peña Nieto….y pues solo eran cuatro días de congreso.

En fin ya no me extenderé mucho, pues aún me faltan muchos personajes de quienes ya compartiré con ustedes su gran trabajo y platicare a su tiempo algunas anécdotas. A todos ellos estoy verdaderamente agradecido por la enseñanza y el tiempo compartido, pero sobre todas las cosas, las risas con las que lograron desimpregnar de mi ser el fétido olor a activismo narcisista que me acosaba de tiempo atrás.

Y bien - ¿La razón de esta introducción?- Sencillo…. Al Igual que existe gente que no debería permitírseles llevar la batuta del activismo social por que solo fungen como agitadores egocentristas, existe gente y mucha, que ha llevado la labor a grandes niveles y siguen sin considerar el mote de activistas como título nobiliario de los cuales deberíamos de aprender…….¡Y lo haremos!

#Derechosdeanimales

21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo